Publication:

El Astillero - 2019-08-25

Data:

Medio centenar de karatecas en el Campus de verano ‘Gimnasio Mente’

EL ASTILLERO

JOSÉ COMPOSTIZO

El karate es un deporte con tradición en El Astillero. Asociado al apellido Mendoza. Y de un tiempo a esta parte los éxitos logrados por el Gimnasio Mente –que este año celebra su veinticinco aniversario–, a nivel no sólo nacional, sino también internacional han ayudado a difundirlo aún más. Baste como ejemplo más cercano el IV Campus que viene realizando el Gimnasio Mente a lo largo del mes de julio y al que han acudido cerca de cincuenta chavales de entre 7 y 17 años de diversos cinturones, desde el amarillo al negro, de los que la mitad aproximadamente eran niñas. El formato del Campus este año fue la iniciación al kumite (combate) deportivo. Los niños y niñas fueron divididos por grupos de edad y mediante juegos y ejercicios divertidos los karatekas podrán aprender y perfeccionar las nociones básicas del kumite deportivo. Uno de los objetivos del Campus de este año es seleccionar a los karatekas con mayor proyección que formarán parte de los diferentes equipos de tecnificación que durante el resto del año 2018 entrenarán periódicamente y competirán en diferentes torneos. Y es que como suele decirse en la cantidad está la calidad. El hecho de que el director del Gimnasio Mente, Aquilino Mendoza, trabaje de forma periódica con diferentes centros educativos de El Astillero, Rubayo, Ontaneda, Villacarriedo y Selaya aumenta la competencia y la experiencia de los competidores. Colegios como Fernando de los Ríos, José Ramón Sánchez, San José, Puente, Ramón y Cajal, Marina de Cudeyo, Agustín Riancho, El Castañal, Valvanuz y Escolapios ofrecen a sus alumnos aprender el karate. En el buen hacer de estos centros se refleja en la temporada los éxitos de sus alumnos. Al igual que en las dos ediciones anteriores, dentro del Campus hay un área de competición con entrenamientos destinados a mejorar la forma física, la flexibilidad y elasticidad. También se repasarán los diferentes aspectos para perfeccionar la ejecución de los katas de competición: velocidad, fuerza y técnica. Los participantes también trabajan la técnica base de kumite, además de aspectos generales como el control, distancia entre otros. Igualmente se realizarán trabajos específicos como técnicas de barrido, ataques de pierna ‘yodan’, esquivas y combinaciones. Como base común a los katas y kumite, se trabajarán estrategias de concentración y actuación, roles que adoptar, control del espacio y tiempo reglamentario en competición. Asimismo, existe un área de karate tradicional dedicada al aprendizaje de katas tradicionales, diferentes líneas y maneras de trabajarlos (respiración, utilización de la cadera, fuerza…). Igualmente, se trabajan distintas técnicas de kata o kihon al igual que de ippon kumite, más el aprendizaje de técnicas base de defensa personal. El trabajo que se viene realizando en el Campus está acomodado a todos los niveles y edades que se dan cita, donde convive lo lúdico y lo técnico y que queda dividido en tres bloques: Juegos de calentamiento y kihon con fondo del Pinan Shodan; maestros, procedencia e historia de los kata enunciados, significado, etc. Parte teórica de cada kata, sus por qué y para qué, estructura, embusen, etc. Sus bunkai específicos, sus yakosoku bunkai, y comparativa entre ellos. Vista de estos kata en su forma antigua y moderna. Conclusiones. Variaciones de realización de los kata según estilo y tiempo y sus variantes aplicativas en función del objetivo (técnico, yakosoku, defensa personal, combate, etc). Pues con esta idea de trabajo, Aquilino Mendoza, está mostrando a lo largo del Campus las múltiples posibilidades que ofrecen las artes marciales a través de sus kata y kumite.

Images:

© PressReader. All rights reserved.