Publication:

Runner's World (Spain) - 2021-06-25

Data:

HASSAN Y CHEPTEGEI BUSCAN EL DOBLETE

RUTINA WARM-UPS

Ortega es el único medallista olímpico español en activo y el único atleta español en subir al podio mundial en este ciclo olímpico (bronce en Doha 2019) y, por tanto, la gran opción de medalla del atletismo español en Tokio en los 110 metros vallas. Y, pese a todo, la duda. Ortega se luxó tres dedos del pie al impactar contra una valla el pasado 7 de febrero, se perdió el Europeo de Torun y ha retrasado su debut al aire libre. Será la tercera cita olímpica para él, que llegará con 30 años recién cumplidos y ya en 2012 fue sexto con Cuba. El favorito, sin embargo, es el estadounidense Grant Holloway, que en invierno batió el récord mundial de 60 metros vallas en Madrid con 7,29 s, sin olvidar al campeón olímpico Omar McLeod, el jamaicano, que está volviendo a sus mejores días. Orlando fue el más rápido del mundo en 2020 (13,11 s), pero seguramente necesite acercarse a su récord de España (13,04 s) para subir al podio. Si superan sus plusmarcas (14,73 m en triple y 79,38 en martillo), también Ana Peleteiro y Javier Cienfuegos pueden soñar con medalla, aunque la competencia es máxima. La gallega es una competidora nata, pero tiene que volar más que las jamaicanas Ricketts y Williams o que la cubana Povea. El extremeño tendrá pesadillas con los polacos Fajdek y Nowicki y el estadounidense Winkler, hombres de 80 metros. ¿Y en el anillo? Mohamed Katir, ha corrido en 12:50 min los 5.000 metros y Fernando Carro, Jesús Gómez o Adrián Ben pelearán el diploma en obstáculos, 1.500 u 800 metros. En plena eclosión de las zapatillas con fibra de carbono y espumas ultrarreactivas, a nadie le extrañaría que también caigan récords mundiales en los Juegos Olímpicos, donde suelen prevalecer las carreras tácticas, por parte de una generación totalmente nueva dispuesta a saborear por primera vez la gloria olímpica. En el último año, el ugandés Joshua Cheptegei (25 años) y la etíope Letesenbet Gidey (23) han batido los récords mundiales de 5.000 y 10.000 metros. El primero ganó las 25 vueltas de Doha 2019, pero tendrá que demostrar su dominio en un campeonato. Es el más rápido, pero no invulnerable, como demostró hundiéndose en los 5.000 m de la Liga de Diamante de Florencia. Los etíopes le pueden arruinar su doble ambición con Getnet Wale en la prueba corta y Selemon Barega y Yomif Kejelcha en la larga, sin olvidar al keniano Rhonex Kipruto. A Gidey no le dejan doblar, así que se centrará en amargar los 10.000 m a Sifan Hassan, a quien ya le quitó el récord mundial en Hengelo solo 48 horas después de lograrlo. La neerlandesa es la campeona mundial de la prueba y de 1.500 m, y quiere usar esa velocidad para ganar también los 5.000 m frente a la etíope Gudaf Tsegay y la keniana Hellen Obiri. Si Hassan se baja del kilómetro y medio, Kenia tiene su gran oportunidad con Faith Kipyegon y con Timothy Cheruiyot en la prueba masculina, con permiso del noruego Jakob Ingebrigtsen, plusmarquista europeo en ‘milqui’ y 5K a sus 20 años y dispuesto a defender el orgullo del viejo continente ante los africanos. En los 800 metros, retirado David Rudisha y prohibida Caster Semenya, el trono está vacante, una oportunidad para EEUU con Donavan Brazier y Athing Mu. ¿Y en 3.000 metros obstáculos? Beatrice Chepkoech y Conseslus Kipruto, siempre Kenia, son los rivales a batir, pese a que sus vecinos etíopes ganan enteros.

Images:

© PressReader. All rights reserved.