Publication:

Runner's World (Spain) - 2021-06-25

Data:

HASTA SEIS (VIEJOS) RÉCORDS MUNDIALES EN PELIGRO

RUTINA WARM-UPS

La genialidad atlética alcanza también al interior del anillo de la pista, donde una nueva generación de talentos amenaza seriamente con actualizar récords mundiales inamovibles desde hace décadas. Incluso sin público, Tokio podría ser un buen escenario. La venezolana Yulimar Rojas, de 25 años y ya plata en Río, no tiene más rival en el triple salto femenino que los 15,50 metros que en 1995 saltó la ucraniana Inessa Kravets. La altísima y risueña sudamericana, que entrena en Guadalajara con Iván Pedroso, parece capaz de llegar mucho más lejos. Hasta ahora, ha aterrizado dos veces en 15,43 m. Una minucia más, 11 cm, separan al gigante estadounidense de 28 años Ryan Crouser, vigente oro olímpico, de un récord aún más viejo: el de Randy Barnes en lanzamiento de peso, de 1990, 23,12 m. Este gigante que consume 5.500 kilocalorías diarias tiene tan perfeccionada la técnica rotatoria que ha lanzado casi 50 veces por encima de los 22 metros este ciclo olímpico. Otra plusmarca noventera, los 98,48 m del checo Jan Zelezny con la jabalina, de 1996, la persigue el alemán de 28 años Johannes Vetter, que ya tiene cuatro de las ocho mejores marcas de la historia, y 97,76 m el verano pasado. En los saltómetros, la ucraniana de 19 años Yaroslava Mahuchikh amenaza los 2,09 m de Stefka Kostadinova en 1987 en salto de altura, sea en Tokio o en un futuro brillante. Contra sí mismos compiten el sueco Armand Duplantis (21 años) y sus 6,19 m en pértiga, y el francés Kevin Mayer (29) y sus 9.126 puntos en decatlón. Si se trata de correr, el récord más antiguo masculino son los 46,78 s de Kevin Young en los 400 m vallas de Barcelona 92. El noruego Karsten Warholm (25) lo tiene a tiro.

Images:

© PressReader. All rights reserved.