Publication:

Runner's World (Spain) - 2021-06-25

Data:

ME SUELO SENTIR EXHAUSTO TRAS

RUTINA WARM-UPS

ESO LES SUCEDE HABITUALMENTE a los a los corredores, sobre todo, cuando se detienen abruptamente después de terminar de correr. Durante la carrera, los músculos necesitan un mayor flujo sanguíneo para conseguir un suministro adicional de oxígeno y eliminar los productos de desecho que se generan por el esfuerzo. Cuando dejas de correr de forma repentina, la sangre queda concentrada en las piernas, lo que hace que la presión arterial baje. Generalmente, la hipotensión te deja aturdido, mareado y con un mayor riesgo de sufrir un desmayo. En este caso, túmbate inmediatamente y levanta las piernas por encima del corazón. También puedes agacharte o sentarte poniendo la cabeza entre las rodillas. En caso de que la deshidratación y los niveles bajos de azúcar te hagan sentir aún peor, bebe algo, preferiblemente una bebida energética que contenga electrolitos y carbohidratos. Mantente así durante 10 minutos aproximadamente, y luego levántate lentamente, pasando por la posición de sentado antes de ponerte de pie, ya que es posible que la presión arterial vuelva a caer mientras te incorporas. Para evitar este problema, no pares nunca de correr de forma abrupta. Lo que tienes que hacer es seguir moviéndote cuando ya hayas cruzado la línea de meta, trotando o caminando a un ritmo rápido de 5 a 10 minutos para permitir que tu cuerpo se vaya adaptando, poco a poco, a la nueva situación. Si pese a estas medidas, te sigues sintiendo más exhausto de lo normal cuando corres, entonces debes consultar a un especialista para descartar otro tipo de causas.

Images:

© PressReader. All rights reserved.