Publication:

Runner's World (Spain) - 2021-06-25

Data:

LA CABEZA DESPUÉS DE CORRER?

RUTINA WARM-UPS

SI AL ENTRENAR sufres, de forma repentina, un dolor de cabeza fuerte, como si te hubiesen dado con una pedrada en la nuca, no demores la visita al médico. Podría tratarse de una hemorragia subaracnoidea (HSA) como consecuencia de la rotura de un vaso sanguíneo situado en la superficie del cerebro. La HSA es más habitual después de los 50 y está causada por la ruptura espontánea de los aneurismas intracraneales. El fuerte dolor de cabeza puede ir acompañado de vómitos, visión doble o, incluso, pérdida del conocimiento. Se trata de un accidente cerebrovascular, por lo que se debe llamar a una ambulancia inmediatamente. Sin embargo, lo más común es que el dolor de cabeza se presente cuando vuelves a casa después de entrenar. Las causas pueden ser muy variadas, y la mayoría son reversibles. Para evitarlo, ten en cuenta los siguientes factores. DESHIDRATACIÓN Mientras corremos perdemos mucha agua, así que asegúrate de reponer ese líquido, porque la deshidratación es una de las principales causas del dolor de cabeza. Bebe con frecuencia en las horas posteriores al entrenamiento. HAMBRE Si no te has alimentado de forma adecuada antes de correr, lo más seguro es que te duela la cabeza. Si te duele con cierta frecuencia, comer en los primeros 30 minutos después de haber terminado es una buena medida de prevención. MALA POSTURA AL CORRER La tensión en el cuello y los hombros puede desencadenar dolor de cabeza. Intenta relajar los hombros llevándolos hacia abajo y hacia atrás y manteniendo la cabeza en alto. Sacude los brazos y haz movimientos rotatorios con los hombros de vez en cuando. EL TIEMPO El frío o una racha de viento fuerte pueden causar dolor de cabeza. A algunas personas les afectan los cambios de presión atmosférica. Usa un gorro y tápate las orejas con una cinta para el pelo. LA LUZ SOLAR Los dolores de cabeza suelen coincidir con los días en los que el sol brilla más. A muchos corredores no les gusta correr con gafas de sol, pero usarlas junto a una visera para la cabeza te servirá para protegerte de la claridad extrema.

Images:

© PressReader. All rights reserved.