Publication:

Runner's World (Spain) - 2021-06-25

Data:

DIETAS PARA MEJORAR AÚN MÁS

RUTINA WARM-UPS

FOTOGRAFÍA KELSEY MCCLELLAN ESTILISMO MICHELLE MAGUIRE

Sea cual sea la etapa en la que te encuentres como corredor, la mayoría de las dietas que los influencers promocionan en sus redes sociales no te servirán para mejorar tu marca personal o conseguir un ritmo constante, aunque tampoco es que sea muy fácil seguir al pie de la letra la alimentación que prescriben los médicos... Los regímenes que están de moda tienen algunas ventajas: pérdida de peso (si ese es tu objetivo), un aporte de energía mayor, incluso algunas te muestran cuál es la posible causa de tus problemas intestinales. Pero también tienen su lado negativo. Si crees que una de estas dietas se adapta a tus necesidades, es mejor que consultes a un especialista antes de ponerla en práctica, para asegurarte de que satisface las necesidades de tu organismo. Mientras tanto, con esta guía te harás una idea de cómo funcionan. Eso sí, ten en cuenta que siempre han de ir de la mano de una alimentación sana. KETO •UNA JUGOSA HAMBURGUESA puede parecer una bomba de calorías, pero se trata de uno de los alimentos básicos en la dieta cetogénica (o keto), junto con el pescado, la carne, los huevos, los lácteos, el aceite y las verduras. Esta dieta es muy estricta sobre la cantidad de macronutrientes que se deben ingerir: al menos, el 70% de las calorías proceden de grasas, el 20% de proteínas y, como máximo, el 10% de carbohidratos, la principal fuente de energía utilizada por cuerpo y cerebro, debido a su rápida absorción y fácil accesibilidad. Por tanto, en esta dieta, la pasta, el arroz, las patatas y la fruta están limitados o directamente prohibidos. La dieta keto desencadena cetosis, una situación metabólica en la que el organismo acaba con todas sus reservas de carbohidratos y comienza a quemar grasa para obtener energía. A FAVOR El organismo recurre a los carbohidratos para obtener energía rápida durante los entrenamientos exigentes y quema grasas y carbohidratos para obtener energía durante un esfuerzo continuado. De esta forma, se acostumbra a usar las grasas como primera fuente de energía, manteniendo las reservas de glucógeno, lo que supone una gran ventaja para los que corren ultradistancias. Si entrenas distancias largas, tu cuerpo se adaptará muy bien a la dieta cetogénica. EN CONTRA Un estudio afirmaba que seguir una dieta cetogénica durante 10 semanas mejoraba la composición corporal y el bienestar de los atletas de fondo, pero no su rendimiento. Y otro estudio observó una disminución en la eficiencia durante los esfuerzos más duros. CONCLUSIÓN Los corredores que quieran aprovechar sus reservas de grasa para cubrir largas distancias pueden seguir esta dieta. Sin embargo, para los corredores de distancias cortas y ritmos rápidos o que añaden HIIT a su entrenamiento es mejor una dieta equilibrada que incluya también carbohidratos.

Images:

© PressReader. All rights reserved.